Nota Solicitada
INICIO > COLUMNAS > Entre ventaneos, traiciones partidistas y aguacates vetados; nos vemos.

Entre ventaneos, traiciones partidistas y aguacates vetados; nos vemos.

El Malcriado de la Cuenca/Alejandro Narváez Ibarra

Con la llegada de los tiempos electorales llegan también los ataques personales, ahora cibernéticos  y desde el anonimato,  en las redes sociales, y muchos de los que se dedican a esto solo lo hacen en estos períodos buscando quedar bien con algún candidato, o buscando contar con alguna remuneración monetaria, o con la esperanza de contar con trabajo, si es que le salen bien las cosas a su financiador, o mejor dicho, su candidato.

Lo bueno es que este tipo de personas ya están plenamente identificadas por la sociedad, pues no ganan ni la casilla de su calle, para después andar de lambiscones con doble juego, pero en fin, los mensajes apenas empiezan y las calumnias vendrán a granel sobre la vida y familia de algunos políticos, aunque no todos, porque existen aves que cruzan el pantano y no se manchan, y su plumaje es como el cielo.

Pero hablemos de cosas más agradables, como la pronta sucesión en el PRI municipal de Tres Valles, donde los priistas deben ponerse de acuerdo y contar con una propuesta que conozca verdaderamente lo que es primeramente el partido y como se constituye, que visite los seccionales, y a la gente que toda su vida ha sido y seguirá siendo priista de hueso rojo, porque el PRI no ha fallado, son las personas las que han cometido errores, pero eso es pasado, y el PRI tiene que empezar con darle vida primeramente a su oficina de partido, que se le pague a una priista, para que cuando pases por ahí te grite un recordatorio maternal para que voltees a ver tu casa y con la algarabía de la música te des cuenta que existe tu partido porque hoy está más triste y olvidada que funerales Velázquez…, bueno ni don Goyo esta tan triste como esta oficina, que en otros tiempos era motivo de reunión obligada por cualquier acontecimiento social del país o del estado.

Pero aquí es donde los priistas dicen que la última  palabra la tiene el Alcalde de Tres Valles, Marcos Cano Ramos, por ser el primer priista del municipio, pero no sería más fácil la participación de todos los miembros del tricolor y llevarle una propuesta al Presidente Municipal, y decirle, mira, tenemos esta persona para el PRI municipal…, aunque nadie levanta la mano, y se la pasan hablado que este, que el otro, y no hacen nada por el partido que tanto dicen querer; otros más, como siempre, buscando su bienestar, buscan alojo con otros partidos y candidatos, donde les pisotean su dignidad por andar de arrastrados sabiendo que cuentan con su propio partido, pero la llamada de atención es  también para aquellos que se sienten dueños del PRI, y es que tienen que entender que el partido no es de ellos, el PRI es de todos los ciudadanos que han militado, así que déjense de necedades que en nada ayudan a este instituto político, y el que ya bailó que se siente a descansar, porque le pueden dar reumas o, lo que es peor, una osteoporosis degenerativa.

Y después de tanta calentura política, el colmo es que algunos que hoy, gracias al PRI, comen tres veces al día serán candidatos de otros partidos en sus respectivos municipios como el caso de una tesorera de un municipio de la Cuenca del Papaloapan que si los cálculos no fallan será abanderada por su municipio por otro partido diferente al que le da de comer en estos momentos, y para que mencionar nombres si todo mundo lo sabe qué está haciendo su guardadito para realizar campaña en un municipio pequeño de la Cuenca, y qué ingratitud para el partido que les da todo, y le pagan con moneda sin valor…,  adivinen de quien se trata?

Hablando de otras cosas, déjenme contarles que en el Súper Bowl se consumen varias toneladas de guacamole y totopos, pero creo que los güeros pecosos se quedaran con las ganas de este rico manjar mexicano,  pues el Pato Donald Trump impide el paso a los exportadores de aguacate así que para todos los pudientes mexicanos que asistirán a este evento tendrán que llevar su itacate desde México, de contrabando, por ello algunos gabachos ya se encuentran en Tijuana comprando kilos de aguacate para pasarlos a tierras americanas en los bolsillos, donde seguramente harán su propio guacamole con tanto apretujón gracias al bloqueo impuesto por el hombre del peluquín amarillo, que según las malas lenguas le dará el pase a algunos camiones de aguacate que lleven de mojadas algunas rusitas de la vida galante con las que disfrutara este domingo el Súper Tazón, claro, en su palco privado.

Deja un comentario

Top